Conocer mi chamana interior - Teresa Numen
16494
post-template-default,single,single-post,postid-16494,single-format-standard,bridge-core-1.0.2,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.6,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Conocer mi chamana interior

Conocer mi chamana interior

Cuando el paisaje se tiñe de naranjas y amarillos, cuando el frío viento acaricia las ramas de los árboles y hace volar lejos sus hojas, la energía de la Hechicera anuncia su llegada. Al igual que el otoño estacional, nuestro otoño interior se revela ante la Fase de la Luna Menguante. Nuestro útero se prepara para soltar “las hojas del árbol de la vida”, dando lugar al río rojo que se abrirá paso entre nuestras piernas.

Estamos en Luna Menguante, es la fase premenstrual, es el territorio de la Chamana o Hechicera, nos prepara para adentrarnos en la oscuridad de nuestra cueva interior. Así como la luz del mundo exterior (en otoño) se desvanece poco a poco, así lo hace nuestra energía física, mental y emocional en esta fase. Nuestra necesidad creciente es la del descanso y la conexión con la trascendencia, es decir, con esa parte espiritual que en cada una se manifiesta de una forma, sea meditando, tomándonos un baño calentito o dando largos paseos en la naturaleza.

Para algunas mujeres esta es la fase más difícil, pues intentan continuar con el ritmo que el mundo ahí fuera exige, es cuando emerge la frustración, el enfado, la rabia, cambios bruscos de humor, sentimiento de vacío o ansiedad. Cuando esto ocurre, es importante tomar consciencia del lugar que nos estamos ubicando para “plantarnos” frente a la vida, darnos cuenta de que si no respetamos el biorritmo cíclico, es muy probable que nos “rompamos” y perdamos el sentido de la vida.

Pero ¿Cómo podemos sintonizarnos con nuestra naturaleza cíclica en este momento?

¡Dejando de luchar!

Así es, dejar de ponerte en un cuerpo a cuerpo constante con el mundo exterior. Aceptar que es una fase dónde estás entre la luz y la oscuridad, entre lo interno y externo, entre el mundo manifiesto y lo espiritual, dándote permiso para ser ambivalente, incomprensible y oscura. Bendice tu vientre, celebra el origen de la vida, de tu naturaleza, de tu mundo…tu útero.

La ceremonia del útero en la fase de la Chamana nos ayuda a liberar memorias propias y sistémicas de no valía, de ira, de frustración, acompañándonos al reconocimiento de los  patrones que nos alejan del amor y aceptación a nosotras mismas.

La ceremonia del útero es un acto de medicina ritual de sanación  y bendición de la matriz, que nos abre las puertas al crecimiento y desarrollo del equilibrio energético femenino para una vida plena y sintonizada con nuestro propósito vital.

Aquí te dejo el enlace con la propuesta de la Ceremonia del útero de medicina ritual de sanación y bendición de tu matriz creadora. Lo puedes hacer el día de la Luna en Cuarto menguante y/o también en los días posteriores hasta la llegada de la Luna Nueva.

Espero que la disfrute.

Numen

No hay comentarios

Escribe un comentario: